RASTREO DE MATERIALES PELIGROSOS

El uso de los identificadores RFID de Trovan ofrece a los encargados de contenedores industriales una ventaja importante comparado al uso del código de barras en asegurando una gestión eficaz de los activos, especialmente en entornos industriales duros. Con los identificadores RFID de baja frecuencia de Trovan se puede efectuar una identificación definitiva: por este metodo cada contenador cuenta con una identidad única garantizada por toda su vida útil. Esta identidad es única y segura, y el identificador sólo se lee por un lector determinado cuando se interroga. Dicho identificador es suficientemente robusto para sobrevivir los ciclos de lavado de alta presión, exposición a productos químicos corrosivos y manipulación ruda del contenador para identificarlo de por vida.

  • Se identifican los activos permanentemente en registrando el ID del transpondedor TROVAN UNIQUE contra un activo específico, así asegurándo que los activos se pueden rastrear durante toda su vida útil y todos los ciclos que pasan en la cadena de abastecimiento.
  • Se mejora la productividad de la empresa y la calidad de la información que se recoge mediante la lectura de los identificadores durante todas las actividades operativas. Se registran la ubicación, el estado del contenador, su contenido y las actividades efectuadas correctamente sin dejar una oportunidad a hacer una identificación errónea.
  • Se genera una pista de auditoría confirmada para cambios de propietario. Se mejoran los regímenes de mantenimiento y de certificación por el uso de terminales portátiles para vincular la identidad de los activos individuales con la actividad efectuada, y permite validación y supervisión en tiempo real durante la operación.
  • Se mejora la seguridad y el control mediante la captura de datos con mayor precisión, con más rápidez y en utilizando esta información para identificar las actividades y los movimientos no autorizados.
  • En efectuando una analisis y optimización de la disponibilidad de los activos en las sucursales de la empresa y en los sitios del clientes, se puede realizar un uso más eficaz de los activos de la empresa, reducir los tiempos de ciclo, facturar con más precisión y asegurar que los bienes de la empresa se usan de forma optima.