MÉDICO Y ATENCIÓN SANITARIA

Monitoreo de las inspecciones hechas en sistemas elevadoras

Por Douglas McCartney, RFID Systems

El Reglamento de Operaciones de Sistemas Elevadoras en el Reino Unido (llamado LOLER) de 1998 requiere que los sistemas elevadoras que sirven para levantar personas o accesorios sean examinados minuciosamente por lo menos cada seis meses o de acuerdo con un programa de inspecciones. También se requiere la emisión de un informe escrito sobre la inspección hecha que contiene cierta información específica.

Los elementos individuales de los sistemas eleavadoras y xux accesorios deben ser identificados de manera única para los informes. En la mayoría de los casos, el sistema elevador se proporciona con un número de serie único que se utiliza en la preparación del inform.

Los canguros que soportan al paciente son accesorios que previamente no tuvieron número de serie. La regulación LOLER sólo requería que se aplicara un código de lote a la etiqueta del canguro. Los canguros que pudieran haber tenido un número de serie en una etiqueta pueden haber sufrido deterioro durante el proceso de lavado, o de uso intensivo, y el número de serie puede volverse ilegible. En estos casos no sería posible cumplir con los requisitos de LOLER para la inspección triple que está prescrito para los canguro.

Con el fin de cumplir, un pequeño transpondedor Trovan se inserta en el reborde de cada canguro entre la costura cerca de una correa de soporte. Este transpondedor tiene un número de serie único que se asigna al canguro y se puede leer por un lector de mano.

Para facilitar la identificación de los canguros equipados con los transpondedores, está disponible una etiqueta de identificación de encogimiento de calor amarilla opcional que se puede colocar en la correa de soporte del canguro. Para los canguros de bucle se pueden usarse etiquetas de identificación blancas opcionales en los cuales se notan las fechas de examen anteriores y siguientes por plumón negro.