Monitoreo de activos policiales

fire_and_police.jpg

La policia de Thames Valley buscó una manera efectiva de rastrear sus equipos en el lugar de un crimen o un accidente. Cuando se lleva a cabo una investigación, se puede utilizar una amplia gama de equipos, incluyendo focos múltiples con stands, generadores, tiendas y refugios. En el pasado, la gama completa del equipo fue sacada de una furgoneta y todos los artículos que permanecieron en la escena fueron incorporados en un registro de papel. Los artículos se firmaron de nuevo en el libro cuando fueron vueltos al almacén central, que podría ser varios días más tarde.

Aunque este sistema informó a los administradores cuales fueron los equipos enviados a una escena del crimen, no dió idea de los elementos que fueron realmente utilizados en la escena. Por lo tanto, no había una perspectiva clara de las ubicaciones de los activos ni de su estado de mantenimiento. Para obtener esta información con el sistema antiguo basado en papel se requeriría un policial en la parte trasera de la furgoneta, registrando los equipos desde que se retiraron. Esto no es práctico dado que las investigaciones ocurren a menudo en medio de la noche en todo tipo de tiempo, y la prioridad es de asegurar que la escena es salva y segura.

Thames Valley Police desplegó la nueva solución TROVAN que ha revolucionado el proceso. Un identificador RFID de baja frecuencia está incrustada en cada equipo. Se utilizan varios tamaños de identificador según los equipos, de 25 mm de diámetro hasta granitos de arroz para objetos pequeños. Una computadora de mano Psion Teklogix WORKABOUT PRO (imagen a continuación) está equipada con un lector Trovan LID-WAP para registrar el dispositivo al cargarlo en la camioneta.

Una vez que el equipo está configurado, un miembro del equipo escanea cada artículo con otro WORKABOUT PRO guardado en la camioneta para registrar los elementos que se utilizan específicamente en esta escena. A diferencia del código de barras, el identificador RFID es muy duradera y no tiene que ser visto para ser leída. Esto hace que el sistema sea fácil de usar y que los tags tengan una larga vida en entornos agresivos donde un código de barras tendría que ser reemplazado varias veces debido al desgaste.

Los detalles de la persona que estea sacando el equipo, el tipo de incidente y la ubicación se introducen directamente en el WORKABOUT PRO para manifestarse de forma inmediata el rastro de activos. Dado que las investigaciones policiales pueden tener lugar en medio de la noche, tal vez en el campo o en un bosque, es fácil que los equipos se pierdan. A medida que el equipo se vuelve a colocar en la camioneta, el sistema indica inmediatamente si falta algo.

Finalmente, cuando los artículos se devuelven de la camioneta a la bodega, se vuelven a escanear para ver si son aptos para el uso. Si no, la razón se registra en el sistema, por ejemplo, si se necesita recargar una batería o se necesita una nueva bombilla, etc. La solución RFID también gestiona las pruebas mecánicas y PATT de los equipos ya que incluye un programa de mantenimiento automatizado y el sistema puede ejecutar e imprimir Informes para trabajos que son inminentes. Con este sistema, la policía del Valle del Támesis ha eliminado el papeleo previamente requerido para este proceso. A medida que la Policía del Valle del Támesis se acostumbra a su sistema TROVAN RFID, ya están empezando a ver otras áreas en las que la tecnología puede proporcionar beneficios, incluyendo el registro de artículos valiosos para el público.