RFID FAQ

¿Cómo funciona el sistema TROVAN?

El sistema consiste en dos elementos básicos: el identificador pasivo y el lector. El lector emite un campo electromagnético de baja frecuencia por su antena. Cuando un transponder pasa dentro de este campo, se activa y transmite su código de identificación de vuelta al lector. La transmisión y la recepción ocurren simultaneamente, lo que da un plazo de lectura muy rápido.

Primer paso:
El lector genera un campo electromagnético. Cuando se lo aproxima a un identificador, éste recibe esa energía a través de su antena.

Segundo paso:
El identificador inmediatamente comienza a enviar su código identificador al lector. En el lector, las bobinas de recepción reciben la señal de transmisión minúscula del transponder. El código digital del transponder aparece en el display y se puede almanecer en la memoria del lector.

¿Hay que mantener a los identificadores TROVAN?

No. El identificador no contiene ninguna pila, y es herméticamente cerrada en una carcasa hecha para tolerar los ambientes los más rudos. El código de identificación único es programado de forma inalterable y permanente, y no se puede modificar ni borrar. Así, cada identificador es completamente libre de mantenimiento y, en principio, tiene una vida ilimitada.

¿Cuales son las ventajas de la tecnología TROVAN?

Los identificadores TROVAN pueden medir una fracción del tamaño de los códigos de barras y formas de identificación convencionales, cómo los números de serie estampados o tatuajes.


Comparado a otros sistemas de identifiación electrónicos (RFID) el sistema TROVAN

  • tiene una incomparable velocidad de lectura
  • puede funcionar dentro de zonas de alta interferencia electromagnética
  • tiene un excepcional rango de lectura de cualquier tamaño de identificador
  • da un rendimiento superior en metales. Los identificadores fijados en acero o encastados en metal, con solamente una superficie libre, se pueden todavía detectar y leer.

¿Cómo se garantiza la unicidad de los códigos TROVAN?

Metodos exhaustivos e automáticos de verificación aseguran que no se duplica ningúno de los códigos de identificación en los identificadores del modelo TROVAN UNIQUE™ y que los códigos están programados corectamente y en una forma legible. En cada transponder, 39 bits de memoria son reservados para el código de identificación. Este implica 239 (o aproximadamente 550 mil miliones) de códigos posibles. Si se asignarían todos estes mil miliones de códigos a identificadores de las dimensiones las más chicas, especificamente el ID-100 con su tamaño de 12 mm, y se alinearían de punta a punta, la fila que resulta mediría 6.5 miliones de kilometros de largo, que es aproximadamente 160 veces la circunferencia de la tierra.

SEGUIR LEYENDO...